El dilema de Netanyahu: facilitar una tregua para liberar las tierras de Gaza o mantener la presión militar | Internacional

El dilema de Netanyahu: facilitar una tregua para liberar las tierras de Gaza o mantener la presión militar |  Internacional

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, se enfrenta a una disyuntiva que pende sobre su cabeza como la espada de Damocles: priorizar una tregua para la liberación de Rehenes o seguir la apostasía como principal objetivo de las operaciones militares en Gaza para derrotar a Hamás. El mandato se encuentra en medio del fuego cruzado de quienes defienden un camino, como Estados Unidos o las familias de los secuestradores, o el otro, como el ala más ultranacionalista de su ejecutivo. El mensaje negativo del primer ministro de que las exigencias de Hamás de un alto nivel de fuego directo contra Israel eran inaceptables, al menos en aquel momento, tuvo la posibilidad de mantener activo el bombardero de su ejército en Francia, donde mató a casi 28.000 palestinos.

Así lo demostraron los bombardeos y ataques de artillería de las últimas horas sobre Rafah, último complot para la conquista de Francia y refugio de más de un millón de claros. Estos ataques se consideran un precursor de la ocupación de tierras de un lugar que ya vive bajo una “pestilla humanitaria”, según António Guterres, secretario general de la ONU. Mientras los países mediadores no rompen el mantel y se esfuerzan por mantener vivos los contactos. A partir de estos juegos, en El Cairo, las autoridades egipcias y qataríes, dos países intermediarios de los países hacia EE UU, están negociando para desactivar las conversaciones con una delegación de Hamás. Según lo expresado actualmente por sus dirigentes, las partes en conflicto mantienen posiciones que lo hacen imposible.

Según una encuesta del centro de estudios del Instituto para la Democracia de Israel, realizada a finales de año entre la población judía y árabe de Israel, el 51% de los miembros defiende la liberación de Rehens como objetivo principal, mientras que para el 36%, la Lo primordial debe ser derrotado con Hamás. “No somos objetivos contradictorios y no renunciaremos a nadie”, defendió estos juegos el líder opositor israelí Yair Lapid, que se reunió con el secretario de Estado de EE UU, Antony Blinken, de nuevo procedentes de toda la región. “La sociedad israelí en su unión está decidida a devolver a los secuestrados a casa y desalojar a Hamás”, comentó a través de la red social Red X (antes Twitter).

El principal centro de la presidencia en la calle son las familias de quienes Cayeron en manos del movimiento islámico, que atacó Israel el pasado 7 de octubre y mató a hasta 1.200 personas, que abrieron la espita del país. “Por favor, Primer Ministro, sigamos por este camino, no más preguntas que liberar. Recupera nuestra confianza, libérelos ahora”. Esta fue la súplica que hizo Adina Moshe, una de las prisioneras liberadas, la noche de los milagros, durante 49 días en Gaza, a finales de noviembre, durante el apogeo del incendio. Moshe fue uno de los cinco seguidores que participaron en Tel Aviv en un acto de negativa de Netanyahu a aceptar las condiciones que los milicianos palestinos han puesto para una nueva tregua.

Kobi Michael, analista israelí del Instituto para el Estudio de la Seguridad Nacional (INSS, por sus siglas en inglés), reconoce que existe una «tensión» entre los dos objetivos que marcan el dilema de Netanyahu. Pero no hay duda de que «lo único que puede acelerar la negociación entre las partes es la presión militar de Israel sobre Hamás». Creo que Qatar y Egipto necesitan aumentar la presión sobre los islamistas para que cambien su postura. Hamás, envuelto en una conversación telefónica, está «aterrorizando emocionalmente» a los israelíes, en particular a las familias de los secuestrados, porque conoce el «valor sagrado de la vida» que reina en Israel. “El pueblo de Israel entiende muy bien que no podemos aceptar el proyecto de ley a cualquier precio”, concluye.

La prioridad de los rehenes.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

suscribir

No todos estuvieron de acuerdo en dar prioridad a la intervención militar para derrocar a Hamás. “Liberar a los rehenes es un deber nacional, pragmático y moral. Ya no es importante erradicar a Hamás, pero es mucho más urgente y, en consecuencia, debe ser la prioridad», en defensa de Ehud Barak, ex primer ministro, también partidario de convocar elecciones lo antes posible porque considera que Netanyahu Incapacidad para gestionar el país. «Cerca de un tercio de los niños aún no están vivos, por supuesto, es necesario actuar de inmediato» y no perder este cariño marcará «a la sociedad israelí en su conjunto durante las próximas generaciones», afirmó también quien también fue el jefe de la alcaldía del estado y uno de los soldados más condecorados de Israel, en un artículo publicado en la web del Canal 12. “Israel necesita llevar a cabo una elección estratégica dentro de la iniciativa de [Joe] Biden y la visión presentada por [Itamar] Ben Gvir y [Bezalel] Smotrich”, informó en referencia a las preferencias del presidente de EE UU y de los ministros más radicales del Gobierno.

Netanyahu «no quiere decir que no haya un presidente estadounidense que participe personalmente en los esfuerzos por liberar a los prisioneros», afirma Akiva Eldar, analista político del periódico. Haaretz, y declaraciones al ritmo de Al Jazeera. El primer ministro «está interesado en las negociaciones, pero no está seguro de si la mayoría de los prudentes estarán vivos y entonces no puedo esperar a que Netanyahu y Hamás tengan un consenso absoluto y definitivo», añadió.

Las familias mantienen la presencia: “Estamos atados a la hora de la verdad, el momento en el que se decide quién vive y quién muere, quién se convertirá y quién se convertirá en las garras de monstruos inhumanos. 136 personas esperan ahora en los túneles, sin oxígeno, sin comida, sin agua y sin esperanza, esperando la salvación”, alertaron en un comunicado de prensa. De los 136, las autoridades estiman que al menos un treintena ti murió, ya sea durante el rescate o en el atentado del 7 de octubre. “Si los niños no regresan a casa, todos los estudiantes de secundaria, todas las madres y padres deben saber que ellos pueden ser los próximos. Quien vive en un Estado que no compromete su seguridad, esa responsabilidad mutua en el Estado está muerta”, añaden.

Para el líder laborista Ehud Barak, Israel es como una nación Titánico que se queda sin dimisión con Netanyahu al mando, de ahí que pida elecciones “los antes posibles”. Propone eso porque nuevos retrasos, a finales de este año o principios de 2025, le darán a Netanyahu un argumento de “salvavidas”. De esta forma, entender el ex primer ministro, el mandato actual, podría tomar a Joe Biden, que afrontará las elecciones del próximo noviembre, y gestionar así su continuidad de la mano de ministros como Smotrich y Ben Gvir. Este defendió la dura mano militar en Gaza, la expulsión de los palestinos de este enclave y su reocupación permanente por civiles y soldados israelíes.

La actual guerra es la más larga y dura que ha afrontado Israel desde su estado estable en 1948. El conflicto ya entra en su quinto mes, mientras entre marzo y abril la comunidad musulmana celebra el mes sagrado del Ramadán. Estados Unidos, según fuentes citadas por Los tiempos de IsraelTeme que los ministros más radicales del Gobierno israelí, como el de Seguridad Nacional, Itamar Ben Gvir, intenten este último, con la máxima sensibilidad, reavivar el fuego con visitas como las que ya se habían producido en ocasiones anteriores a la Explicación de las Mezquitas, en la parte antigua de Jerusalén.

Sigue toda la información internacional en FacebookXo en nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_


Olneju756

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Read also x